Consejos para el Camino de Santiago

 

camino_santiago01

1- Si puedes remediarlo, no vayas en Agosto. El camino y los albergues se suelen saturar en bastantes puntos. Primavera y Otoño son buenas épocas para hacer el Camino

2- Hazte con una buena guía, será una buena compañera de viaje, te dirá donde encontrar alojamiento, comida y que lugares de interés recorrerás. Tampoco es mala idea hacerse con mapas detallados.

3- Prepárate fisicamente. Unas semanas antes de empezar el Camino, es buena idea realizar largas caminatas para “acostumbrar” los pies y piernas a muchas horas de actividad. Si no se está en buena forma física, las primeras etapas se han de tomar con suavidad o distribuyendo 2 etapas en 3 días por ejemplo.

4- Ponte en contacto con la asociación de Camino de Santiago más cercana o de más interés. Ellos te podrán facilitar información sobre muchas facetas de la experiencia. También podrán orientar como conseguir el carnet de peregrino, la credencial.

5- Utiliza calzado adecuado, cómodo y que absorba los golpes. Tus pies y tus articulaciones lo agradecerán.

6- No es aconsejable viajar con animales de compañía. No son muchos peregrinos los que viajan con sus perros u otros animales. Los albergues y refugios no permiten el acceso a animales.

7- Lleva un pequeño botiquín con Povidona Yodada para desinfectar posibles cortes o heridas, unas tiritas, paracetamol, aspirina

8- Cierra las verjas de los prados por donde pases, podría facilitar al ganado una ruta fácil a la carretera a otros lugares donde podrían ocasionar daños o molestias.

9- No te tomes el camino como una competición. Disfruta de él, de la gente de los lugares que visitas. No es imprescindible ser creyente para disfrutar de esta inigualable experiencia.

10- No deposites basura por el camino, llévala contigo hasta encontrar un contenedor apropiado o hasta la población donde hagas noche para depositarla ahí.

11- Cuida el camino. Si eres testigo de alguna anomalía en el camino como por ejemplo una señal rota, hazlo saber en el siguiente albergue o refugio donde vayas.

12- Dormir en albergues. A la hora de compartir habitación puede ser útil llevar un antifaz y tapones para los oidos.

13- Cocinar en el camino. En muchos albergues las instalaciones son sencillas y carentes de lujo pero suelen tener un lugar con utensilios donde poder cocinar

14- Bebe agua asiduamente, aunque no tengas sed. No es difícil deshidratarse durante el Camino, sobre todo en días calurosos

15- Lleva protección para la lluvia. Es recomendable llevar un cubremochilas impermeable incluso en verano. Siempre puede sorprender algún chubasco.

¡Buen Camino!

Etapas del Camino

Más sobre el Camino de Santiago

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest