Historia de Covadonga

Pelayo , CovadongaA principios del siglo VIII los musulmanes tenían bajo su control una mayor parte de la península ibérica.

En Covadonga tuvieron lugar los primeros actos de rebeldía contra la ocupación musulmana. Se dice que tras unas primeras escaramuzas de las que salieron victoriosos los árabes, Don Pelayo, el líder de los rebeldes astures y montañeses, elegido por voluntad popular, y sus hombres tuvieron que replegarse bajo la protección de los Picos de Europa.

Los astures eran buenos conocedores del terreno y probablemente fueran infravalorados por el califato de Córdoba que en aquel momento tenía el poder en la mayor parte de la península y estaba más concentrado en expandir su invasión hacia tierras galas que en resolver un pequeño foco de insumisión y rebeldía.

Perseguidos, Pelayo y sus huestes, terminaron refugiándose en un angosto valle, flanqueado por abruptas colinas y con frondosa vegetación, que a modo de embudo impedia al ejercito enemigo rápidas maniobras.

Parece ser que tuvo lugar una decisiva batalla en el lugar que hoy conocemos como Covadonga, a los pies de la cueva.

Los astures, hombres fuertes y habituados a los rigores de la montaña bajaron en masa por las laderas atacando a los musulmanes que estaban atrapados en un valle por el cual no tenían escapatoria. Fue una batalla sangrienta en la que se aniquiló completamente al ejercito árabe.

Fue este entonces el lugar considerado como el inicio de la “Reconquista” que duraría varios siglos más.
La cultura popular señala que gracias a la intercesión de la virgen, Pelayo y sus hombres pudieron vencer a poderoso ejército musulmán.

Por ello hoy se ha convertido en un santuario católico y se ha construido una ermita dentro de la cueva. La tradición indica que, ya antes de la invasión árabe, se rendía culto a la Virgen en esta gruta, que se abre en una elevada roca.
Bajo la cueva se encuentra “La fuente de los 7 caños“, que según reza la leyenda popular, otorga matrimonio en un año a la persona que beba de todos sus caños.
Existen además de la basílica otros edificios también eclesiásticos que albergan ejercicios espirituales etc.

La primera capital de la Asturias liberada se situó en Cangas de Onís para posteriormente trasladarse a Oviedo.

Volver al Santuario de Covadonga

Facebooktwittergoogle_pluspinterestFacebooktwittergoogle_pluspinterest